Remedios contra el sarpullido en la piel de un niño

La llegada del verano es súper divertida para los niños, hay vacaciones y se disfruta muchísimo haciendo actividades al aire libre. Sin embargo, con la llegada del calor y las carreras de aquí para allá hacen que nuestros hijos suden demasiado. Esto, unido al polvo que se les pega, hace que la piel se resiente muchísimo y aparecen las lesiones dermatológicas como el sarpullido.

Estos pequeños granos en la piel, de color rojo, a veces suelen aparecer en las puntas un poquito de pus y sobre todo en los pliegues del cuerpo, pero también donde la ropa pueda estar muy ceñida como la cintura o el cuello.

Contrario a lo que puedas pensar cuando bañas mucho a tu bebé no lo estás refrescando, le resecas la piel. Báñalo con agua tibia 1 o 2 veces al día nada más. Usa además jabones con PH neutro, así evitarás que los químicos le irriten más la piel. Viste a tu niño con ropa holgada, que sea preferentemente de telas naturales.

 

5 Remedios naturales para aliviar los síntomas del sarpullido

1-Uno de los mejores remedios y al pequeño le va a encantar, es ir a la playa. El agua de mar cura las lesiones que tenga en la piel, pero no olvides protegerlo con sombrero y un monito de mangas largas. Aplica además crema bloqueadora en la cara. Si te queda muy lejos el mar, prueba entonces echándole sal al agua de bañarse. Luego del baño de mar o agua salada, quita el salitre con agua dulce.

2-Untale un poco de aceite de coco en las partes lesionadas de la piel y déjalas secar. Verás que enseguida se le quita el picor.

3-Un baño con té de manzanilla o de hojas de guayaba también le favorece. Ambas tienen propiedades astringentes, por lo que no sólo les va a refrescar sino también pondrá reluciente la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *